La escritura no es un empleo, es una pasión

Ya desde bien pequeña me recuerdo recortando hojas de papel y grapándolos para dibujar historietas y escribir mis propios libros.  Era lo que más me gustaba. De joven tenía la vocación de comunicar, por eso decidí estudiar periodismo. Ahora, de  mayor, sé que no es solo una profesión, es una necesidad y no podría entender mi vida sin la lectura ni la escritura.

Compartir y contagiar esta pasión a través de mis conocimientos es mi objetivo.

¡Bienvenidos!